Historia

Desarrollo del mercado de divisas internacional:

La evolución del mercado de divisas en las últimas décadas ha pasado por muchas fases para convertirse en el principal motor de la economía mundial contemporánea.Todos los días se negocian divisas por valor de miles de millones de dólares en el mundo de los mercados financieros, permitiendo por lo tanto la inversión y el comercio global. Este material pretende proporcionar el trasfondo de los acontecimientos actuales en los mercados de divisas internacionales, con un especial énfasis en los acuerdos internacionales y el impacto de la tecnología en los negocios, que se da 24 horas al día.

Entre la Primera y la Segunda Guerra Mundial, las divisas estaban sujetas a un sistema de tipos de cambio fijos basados en el patrón oro y plata. Este periodo se conoce como la era de la convertibilidad. Los gobiernos respaldaban las divisas que emitían con una cantidad de oro o plata específica. La divisa dominante en el mundo en aquel momento era la libra esterlina, y el dólar ocupó el papel de segunda divisa más importante. El fin de la convertibilidad llegó en 1929, al inicio de la Gran Depresión. Durante la Segunda Guerra Mundial el mercado de divisas virtualmente dejó de existir.

El Acuerdo de Bretton Woods de 1944: – Introdujo el sistema nominal basado en el patrón oro. – Estableció el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Internacional para la Reconstrucción y el Desarrollo (Banco Mundial). – El USD sustituyó a la libra británica como divisa dominante en el mercado.

Convenios de compensación: – Acuerdo multilateral sobre compensación en 1947 – Unión Europea de Pagos (UEP) 1950-1958 – Acuerdo Monetario Europeo (AME) 1958-1973

El Abandono del Acuerdo de Bretton Woods llevó a: – La creación del Consorcio del Oro en 1961 (hasta 1968) – La introducción de los Derechos Especiales de Giro (DEG) en 1969 – Las divisas fuertes flotan con mayor libertad.

El Acuerdo Smithsoniano de 1971

Este acuerdo incluye una devaluación del dólar del 10 por ciento y un mayor incremento de otras divisas mediante un aumento del precio oficial del oro hasta los 28 $ la onza.

Fue posible una mayor flexibilidad tras la expansión de un 2,25% en los márgenes de fluctuación permitidos para los nuevos tipos centrales de divisas contra el dólar.

La Serpiente de 1972:

Debido al escepticismo de Alemania sobre el Acuerdo Smithsoniano, las divisas europeas se cambiaban entre ellas dentro de un estrecho margen y tenían un tipo de cambio flotante contra el dólar, creando así un mini-sistema.

La decisión del Reino Unido de unirse a la Serpiente en mayo de 1972 animó a otros países a dejar flotar sus divisas libremente contra el dólar en lugar de adherirse a ciertos límites de tolerancia impuestos por el Acuerdo Smithsoniano.

Así, la Serpiente reemplazó con éxito el Acuerdo Smithsoniano. De hecho, Inglaterra fue forzada a retirarse de la Serpiente sólo siete semanas después como resultado de un ataque especulativo contra la libra británica.

La Crisis del Petróleo de la OPEC de 1973-74:

En respuesta a la elevada inflación provocada por la crisis del petróleo, los países comenzaron a establecer objetivos relacionados con el incremento del suministro de dinero, dando como resultado unos mayores tipos de interés. Estos cambios en los tipos de interés llevaron a un mayor movimiento de capital a corto plazo entre países en busca de los tipos de interés más altos, reforzando de este modo un tipo flotante.

Objetivos del Sistema Monetario Europeo (EMS) de 1979:

– Contribuir a mejorar la integración económica y la estabilidad entre los estados miembros de la UE. – Introducir un sistema de gestión del tipo de cambio con intervención de + / - 2,25% de los tipos centrales para la mayoría de las divisas, es decir, un mecanismo para controlar los tipos de cambio. – Establecer el ECU como principal divisa de la UE. – La red de paridad es la piedra angular del mecanismo de control de los tipos de cambio. Los tipos centrales bilaterales para cada divisa son el corazón de esta red.

Unión Económica y Monetaria Europea (EMU) 1990-2002: La creación de la Unión Económica y Monetaria Europea (EMU) fue un proceso de tres etapas que se desarrolló de 1990 a 2002. Fue creada para introducir:

– La circulación de una sola divisa entre los estados miembros de la Unión Europea. – La creación de un único Banco Central Europeo (BCE). – El establecimiento de una política monetaria común entre los estados miembros de la UE. – La fijación de los tipos de cambio entre los estados miembros de la UE el 1 de enero de 1999, y la puesta en circulación del Euro en enero de 2002.

Los objetivos de la Unión Económica y Monetaria Europea son:

– Un mercado único más eficiente. – Un entorno económico más estable. – Un incremento de la estabilidad monetaria internacional. – Una mayor integración política dentro de la UE.

Revolución tecnológica:

La revolución tecnológica ha dado como resultado una comunicación más eficiente y veloz. Los intermediarios son capaces de expandir sus operaciones gracias a los pagos en metálico computarizados y a los sistemas de información. Los avances tecnológicos nos llevan a una mayor especulación y volatilidad.

Otras innovaciones incluyen:

–  Las autoridades de los países del G7 intenta mantener los tipos de cambio dentro de unos ciertos límites o márgenes de referencia. –  El Acuerdo del Plaza (1985) - En septiembre de 1985, los ministros de economía y los gobernadores de los bancos centrales de los países miembros del G5 (EE.UU., Reino Unido, Alemania, Francia y Japón) se reunieron en Nueva York en el Hotel Plaza, donde acordaron cooperar para impulsar la mejora sistemática de las principales divisas contra el dólar estadounidense. –  El Acuerdo del Louvre (1987) - En febrero de 1987 los estados miembros del G6 (el G5 más Italia) acordaron mantener sus divisas en unos niveles adecuados y prometieron cooperar para fomentar la estabilidad de los tipos de cambio en torno a los niveles actuales. Hay un tipo de cambio no oficial que debe mantenerse dentro del 5%.

– El sistema de pagos internacionales se basa en el cambio estándar - El sistema de pago internacional en realidad se basa en el estándar dólar que existe, pero no está oficialmente reconocido. Las autoridades centrales extranjeras mantienen reservas principalmente en forma de dólares, que utilizan para saldar deudas internacionales. No obstante, el dólar ya no es convertible en oro ni en ninguna otra materia prima tangible. Por lo tanto, el valor de compra de las reservas mundiales de dólares depende del estado de la economía estadounidense. Parece que esta situación continuará hasta que haya activos de reserva alternativos ampliamente aceptados.

Registro

/
/
/
/

Los CFDs son productos apalancados que conllevan un elevado nivel de riesgo; puede perder toda su inversión